Trump ofrece apoyo a México tras nuevo terremoto

Internacional / Redacción / Septiembre 20, 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mandó hoy su apoyo al pueblo mexicano tras el fuerte terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter que ha sacudido la capital de México.

"Dios bendiga al pueblo de la Ciudad de México. Estamos con ustedes y estaremos allí para ustedes", dijo el mandatario en un breve comentario en su cuenta de la red social Twitter, al poco tiempo de conocerse la catástrofe.

 SeguirDonald J. Trump @realDonaldTrump

God bless the people of Mexico City. We are with you and will be there for you.

15:05 - 19 sept. 2017

Seguidamente, también hizo lo propio el vicepresidente Mike Pence.


"Nuestros corazones están con la gente de Ciudad de México, Estamos pensando en ustedes y, como ha dicho el presidente, estamos con ustedes", agregó Pence por el mismo medio.

Trump fue duramente criticado recientemente tras tardar seis días en manifestar cualquier tipo de condolencia al Gobierno mexicano tras un sismo de magnitud 8,2 en la escala de Richter que también sacudió parte de Centroamérica y dejó tras de sí decenas de muertos.

Casi una semana después, el multimillonario telefoneó a su par mexicano, Enrique Peña Nieto, para expresarle sus condolencias, pero dio una curiosa excusa para su tardanza: problemas de "recepción" en el teléfono celular del mandatario latinoamericano.

"Acabo de hablar, por cierto, con el presidente de México y, como ustedes saben, ha sido imposible localizarlo porque estaba en las montañas donde tuvieron el terremoto y no había celular", contó Trump.

Ese sismo, ocurrido el pasado 7 de septiembre, fue el segundo terremoto más grande de la historia de México, con unas 260 réplicas, por lo que se temió que se repitiese la catástrofe de 1985, cuando una replica de 8,1 sacudió al país y dejó más de 10.000 muertos.

Precisamente hoy se cumple el trigésimo segundo aniversario de aquel fatídico día.

La tardanza de Trump en hablar con Peña Nieto sorprendió y contrastó con las llamadas que recibió el gobernante mexicano tras el terremoto de otros mandatarios, entre ellos muchos latinoamericanos.

La relación entre Peña Nieto y Trump ha estado marcada desde el principio por las tensiones acerca del plan del magnate de construir un muro en la frontera con México y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que también forma parte Canadá.